Banda Gástrica

| Banda Gástrica | Gastrectomía en Manga | Bypass Gastroyeyunal | Diabetes Tipo II |
| Balón Intragástrico | Planes Dietéticos |

La gastroplastía es una intervención puramente restrictiva, esto significa que no se producen cambios en la absorción ni en la digestión. Sólo se restringe la entrada de alimento al estómago.

Esta operación coloca una banda gástrica ajustable de silicón en la parte superior del estómago, dejando un pequeño estómago de aproximadamente 15 a 20 ml. La banda tiene la característica de que en su interior tiene un balón inflable que se puede calibrar gracias a un sistema de puerto de acceso subcutáneo, accesible vía una punción a través de la piel. Esto permite el ajuste (cerrar o abrir) del diámetro de la banda controlando así el paso de los alimentos. El ajuste se puede hacer más tarde bajo control radiológico y mediante una pequeña punción.

El objetivo es disminuír el volumen y hacer más lento el tránsito del alimento a través del estómago. Estos cambios producen una sensación de plenitud temprana o síndrome de estómago pequeño, lo que hace que el paciente se llene más rápido y con menos comida.

Esta es la cirugía más moderna y más avanzada, ya que es la única cirugía que puede ajustarse en el postoperatorio con una simple punción y es 100% reversible.

Ventajas

  • Se hace por vía laparoscópica (menos dolor, cicatriz mínima, alta precoz)
  • El diámetro de la anilla se puede regular después de la operación
  • No se altera el estómago
  • Se puede retirar la anilla por vía laparoscópica
  • Si falla, se pueden hacer intervenciones secundarias con facilidad
  • El estómago operado se puede estudiar por radiología o endoscopia

Es la técnica de elección en Europa y Australia y desde finales de la década de los 90 está aprobada en Estados Unidos.

Desventajas

  • No es el procedimiento más indicado para los pacientes golosos y super-obesos.
  • Fácil de "sabotear" con dulces o natas. Los pacientes pueden ganar parte del peso perdido por el sabotaje.
  • Requiere ajustes del tamaño de la banda hasta tanto se alcance un ritmo de pérdida de peso aceptable.
  • Las pérdidas del exeso de peso promedio oscila entre 50% y 60%.
  • Las anillas en general dan mala calidad de vida al dificultar la ingesta.

Posibles Complicaciones

Rechazo o Recolocacion: Existe el riesgo de rechazo de la banda o que la misma cause reacciones adversas al aparato digestivo, por lo que tendría que ser retirada o recolocada en menos de un 1% de los casos.

Infeccion o Migracion: Cabe la posibilidad de que aparezca una infección ya sea en la zona del puerto de inyección o en el abdomen, y en algunos casos ésta puede causar una migración de la banda al estómago (cuando la banda se introduce en el tejido del estómago). En estas circunstancias puede ser necesario volver a operar.

La mayoría de las complicaciones relacionadas con la migración se producen por haberse inyectado demasiado líquido en la banda, con lo que se aplica demasiada presión sobre la pared del estómago. Por lo tanto, el balón debe llenarse como máximo con 9 mI de líquido, tal como lo recomiendan los fabricantes. En casi todos lo casos de migración observados, el contenido del líquido del balón es superior a 11 mI, lo que representa 2 mI más que el volumen máximo recomendado. Este problema ha quedado básicamente resuelto. La incidencia de migración se mantendrá baja si se evita llenar excesivamente el sistema.

La migración también puede venir causada por una infección subclínica. Es importante que no permita que nadie inyecte líquido en el puerto, con la sabia excepción de su cirujano o un médico recomendado por él y debidamente entrenado en el procedimiento.

Fugas: En caso de producirse fugas en el sistema cerrado de la banda, en el tubo que conecta el balón y el puerto, puede ser necesaria una nueva operación. El balón está hecho de un material delicado y la pérdida puede producirse poco después de la operación o muchos años más tarde. En caso de pérdida, normalmente se puede cambiar la banda o corregir la fuga del tubo con una pequeña operación. En la actualidad este tipo de complicación es muy poco frecuente, pero debe tener en cuenta que la banda se tiene colocando desde 1985 y por lo tanto existe la posibilidad de que a muy largo plazo la banda tenga que cambiarse por una nueva.

Deslizamiento de la Banda y Dilatacion de la Bolsa: La banda podría deslizarse hacia abajo agrandando excesivamente la bolsa (la parte del estómago que queda por encima de la banda), en cuyo caso habría que volver a operar. Hoy en día ésta es una complicación muy infrecuente gracias a una técnica quirúrgica mejorada. Para evitar esto el paciente siempre debe dejar de comer al sentir la sensación de plenitud y no forzar el paso del alimento sólido con líquido, evitar las comidas carbonatadas y la ingesta excesiva de alimento, revisión del ajuste de la banda en forma regular para evitar que esté excesivamente cerrada.

Perforacion del Tubo de Silicon y Perforacion del Puerto: El puerto de inyección podría dislocarse, esto es muy raro pero cuando sucede se tiene que recolocar.

Al inyectar líquido en el puerto, existe siempre el riesgo de perforar el tubo de silicón.

Actualmente se coloca un protector metálico junto al puerto para impedir la perforación del tubo en este punto y se utiliza control por rayos X en cada punción por lo cual esto prácticamente no sucede.

Otras Complicaciones : Existe la posibilidad de que surjan otras complicaciones infrecuentes y no especificas. Rogamos consulte a su médico si desea información más detallada.

No se puede garantizar que la banda funcionará sin fallo alguno para el resto de su vida, pero el uso generalizado de la banda desde 1985 ha llevado a perfeccionar un método que raramente falla.

En la mayoría de los pacientes, la banda funcionará bien y permitirá una pérdida de peso sostenible a largo plazo y básicamente sin complicaciones.

El riesgo de que falle una operación existirá siempre, aunque no se dé ninguna de las complicaciones descritas. Debe entenderse que la posibilidad de tener que volver a operar forma parte íntegra del conjunto de tratamiento de la obesidad mórbida. La operación de repetición debe considerarse una medida técnica que en algunos casos resulta necesaria.

El índice total de operaciones de repetición tras la colocación de la banda es reducido y la posible necesidad de volverse a operar no debe considerarse un fracaso del método. Normalmente todos los problemas pueden corregirse y por lo general los pacientes vuelven enseguida a su vida normal después de dicho tratamiento.

Ver otras posibles complicaciones en cualquier procedimiento quirúrgico bariátrico.

Volver Arriba