Vida después de la Cirugía

| Grupos de Apoyo | Seguimiento Post Quirúrgico | Consejos Utiles | Preguntas Frecuentes |
| Testimonios | Vida después de la Cirugía |

La Dieta

Las modificaciones efectuadas a su tracto gastrointestinal requieren cambios permanentes en sus hábitos alimentarios, que se deben observar para que la reducción de peso tenga éxito. Las instrucciones dietéticas postquirúrgicas varían según cada cirujano. Es posible que usted conozca otros pacientes a quienes se les imparten instrucciones diferentes para seguir luego de su cirugia. Es importante recordar que no todos los cirujanos realizan exactamente el mismo procedimiento quirúrgico de reducción de peso y que las instrucciones sobre dietas difieren según cada cirujano y cada tipo de procedimiento. Lo que sí es muy importante es que usted siga estrictamente las recomendaciones de su médico.

Durante las primeras dos semanas posteriores a la cirugía la dieta será a base de liquidos, luego la consistencia de la dieta va aumentando y se le van agregando poco a poco los diferentes tipos de alimentos. La dieta en los primeros meses es muy rica en proteinas. Se incluyen batidas protéicas, las cuales seran parte de la dieta hasta que el paciente pueda ingerir en cantidades adecuadas las proteinas sólidas que satisfagan el requerimiento diario de cada paciente.

Las siguientes constituyen algunas de las instrucciones sobre dieta generalmente aceptadas que puede encontrar un paciente de cirugía de reducción de peso:

  • Cuando empiece a consumir comidas sólidas es esencial que mastique muy bien. No podrá comer bistec ni otro tipo de trozos de carne si no están bien triturados y si no se mastican completamente.
  • No beba líquidos junto con la comida. Estos le harán sentirse saciado antes de haber consumido suficiente comida.
  • Evite comer postres y otros alimentos azucarados cuando el azúcar aparezca como uno de los tres primeros ingredientes de los mismos.
  • Evite las bebidas gaseosas, suplementos nutritivos de alto contenido calórico, batidos de leche, comidas altas en grasas y alimentos de alto contenido de fibra.
  • Evite las bebidas alcohólicas.
  • Límite el consumo de refrigerios entre comidas.

El Regreso al Trabajo

Su capacidad para reanudar los niveles de actividad anteriores al procedimiento quirúrgico variarán según sus condiciones físicas, la naturaleza de la actividad y la clase de cirugía de reducción de peso a que se fue sometido. Muchos pacientes vuelven a niveles de actividad plenos en el curso de unas seis semanas posteriores al procedimiento. Los pacientes a los que se les ha practicado un procedimiento de laparoscopía mínimamente invasiva pueden volver a sus actividades normales en pocas semanas.

Control Natal y Embarazo

Se aconseja insistentemente que las mujeres en edad fértil utilicen las formas más eficaces de control natal durante los primeros 16 a 24 meses posteriores a la cirugía de reducción de peso. Las exigencias adicionales que implica un embarazo para el cuerpo y la potencial posibilidad de lesión fetal hacen de éste un requisito de máxima importancia.

Seguimiento a Largo Plazo

Aunque los efectos a corto plazo del tratamiento quirúrgico de la obesidad se entienden bien, hay todavía cuestiones referentes a sus efectos a largo plazo en los sistemas nutritivos y corporales que necesitan respuestas. Se tendrán que estudiar las deficiencias nutritivas que ocurran en el curso de muchos años.

Con el tiempo, usted necesitará chequeos periódicos de anemia (bajo contenido de hemoglobina en la sangre) y vitamina B12, así como de niveles de folato y de hierro. Inicialmente se practicarán pruebas de seguimiento de cada tres a seis meses, o con mayor frecuencia si se requiere y después de cada uno o dos años.

Grupos de Apoyo

El uso extendido de grupos de apoyo ha proporcionado a los pacientes que han recibido un tratamiento quirúrgico de la obesidad una excelente oportunidad de compartir con otras personas sus diversos problemas personales y profesionales. Por ejemplo, la mayoría de ellos aprende que esta cirugía no resuelve inmediatamente los problemas emocionales existentes ni sana los años de lesiones que la obesidad mórbida pueda haber infligido a su bienestar emocional. La mayoría de los cirujanos conforman grupos de apoyo para ayudarlo a usted en problemas y necesidades a corto y a largo plazo. La mayor parte de los cirujanos bariátricos que realizan frecuentes cirugías de reducción de peso le confirmarán que ese apoyo posquirúrgico continuado ayuda a producir el mayor grado de éxito en sus pacientes.

Volver Arriba